"¿Qué le dijiste a tu hijo? no importa lo fuerte que golpeas, sino lo fuerte que pueden golpearte, y lo que aguantas mientras avanzas. Hay que soportar sin dejar de avanzar. Levántate. Levántate."