Sin bibliotecas, ¿qué nos quedaría? No tendríamos pasado ni futuro.