Recuerden el secreto del buen hablar es saber escuchar!