Y aunque tu principio haya sido pequeño, tu postrer estado será muy grande. (Job.8:7)