Ya no juego en tu tablero.He roto nuestra baraja.Sólo diré que te quiero, si es a punta de navaja.