Nos fuimos al descenso, nos vendieron la cancha lo que nunca pudieron fue parar esta hinchada