Hablame, si vieras cuanto bien me haría oír tu voz hazlo ya, siquiera unas palabras y después adiós.