Ajeno al tiempo se que quisieras seguir, pero mil voces te ahogan para que formes la cola del seguro porvenir.