¡Qué mal celo! Frenética, nena blanca. Ni el diablo puede mejorar su amor, la tipa sabe que huele bien. Su animalito secreto estalló, se quedó muy caliente de tanto agonizar.