¿Cómo no sentirme así? Si ese perro sigue allí. ¿Qué podría ser peor? Eso no me arregla, ¡eso no me arregla a mí!