Porque en la puerta del cielo hay un letrero escrito en letras grandes: "No se acepta hombre soltero".